El entrenador del FC Cartagena, Víctor Fernández, ha comparecido esta mañana en la sala de prensa del Cartagonova para atender a los medios de comunicación en la previa del partido del próximo domingo contra el Granada B. El técnico emeritense considera que el rival al que se enfrentan es “un filial formado por jugadores elegidos de muchos sitios, con una capacidad física grande, que juegan igual en casa que fuera pero como todos los equipos en Segunda B será difícil de ganar”.

 

La dinámica del equipo está siendo irregular en lo que a resultados se refiere. “En casa estamos haciendo las cosas muy bien y fuera nos está costando. Tenemos que conseguir algo positivo este domingo. Tenemos a la gente con nosotros y nos van a ayudar, así que hay que conseguir los tres puntos para luego pensar en el partido de más adelante”, explica.

 

¿La clave del partido? “Tener el balón es importantísimo para nosotros. Pelearlo, lucharlo… es fundamental en nuestro juego y lo tenemos asumido. Cuanto más tiempo tengamos el balón más posibilidades tenemos de sacar algo positivo”, afirma.

 

Sobre los comentarios surgidos tras el partido contra el Betis B, “los jugadores se toman bien todo, no tengo ninguna queja y yo estoy a muerte con ellos. La intensidad no fue la que queríamos pero no es por falta de actitud. Está bien que Belmonte o Deseado nos digan las cosas y los jugadores son conscientes de que tendrían que tener más puntos. Yo soy el primer responsable de todo esto y sabemos que tenemos que mejorar”, señaló.

 

Según el técnico cartagenerista, el equipo necesita un cambio en la dinámica de resultados para empezar a ganar en confianza. “El día del Betis fue la primera vez que conseguíamos mantener la portería a cero fuera de casa, por algo se empieza. Ganar dos partidos seguidos es lo que nos va a dar la confianza necesaria para jugar un partido más tranquilo y dar un mayor nivel”, asegura.

 

Sobre las exigencias que tiene este equipo, Víctor cree que “hay mucha igualdad en Segunda B, hay pequeñas diferencias que deciden los partidos que te hacen estar un poco más arriba o un poco más abajo. Pero hay que ser exigente y yo soy el primero que lo soy con los jugadores y conmigo mismo. El equipo trabaja mucho e intenta mejorar. Ojalá pronto lleguen los buenos resultados”.

 

Para el técnico del Efesé, “el rendimiento del Club y de la afición está siendo muy alto. La directiva trabaja mucho para que todo vaya bien, para que se cobre al día… Y de la afición, qué te voy a decir, es espectacular… Está claro que los resultados no están siendo buenos pero estoy muy contento con el trabajo de los jugadores. Trabajar muy bien no significa ganar siempre”, concluye.

COMPÁRTELO: