Segundo partido seguido contra el Pulpileño y repetimos empate, aunque esta vez a 2 goles y en el campo almeriense.

El partido comenzó con dominio local, lo que propició que se adelantara el Pulpileño a la salida de un córner en el minuto 12. Las malas noticias se acumulaban con la lesión de Tote en el 25’ y lo que era un inconveniente se transformó en una oportunidad para cambiar el sistema y poner 2 puntas y extremos rápidos por las bandas. Ese gran movimiento de Lillo cambió el partido y la recompensa llegó en el minuto 45 con un gran remate de cabeza de Simpara en la última jugada de la primera parte.

La segunda parte empezó sin control claro de ninguno de los equipos y Juanmi, 2 minutos después de saltar al césped volvía a adelantar al equipo local en posición dudosa. La reacción del filial albinegro llegó enseguida y en el minuto 60 Ismael hacía justicia colocando el 2-2 que a la postre fue el resultado definitivo.

Las ocasiones en los últimos minutos fueron todas para el FC Cartagena B, sin llegar a acertar en el último pase o remate, pero desplegando un juego rápido y un gran derroche físico para aguantar los ataques del Pulpileño.

En declaraciones al final del partido Lillo destacó que “a partir del minuto 25 hemos sido superiores a un Pulpileño con uno de los mayores presupuestos de la categoría, hecho para quedar primeros, y en su campo”. Además,  “el segundo tiempo ha sido muy a nuestro favor y las oportunidades que hemos fallado hacen que nos vayamos a casa con un poquito de decepción, aunque contentos por el trabajo y por como se ha vaciado el equipo en el campo”.

COMPÁRTELO: