El jugador del FC Cartagena, Rubén Cruz, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación en la sala de prensa del Cartagonova, tras la sesión de entrenamiento que ha tenido lugar en el campo de La Esperanza. El delantero albinegro viene de anotar su décimo gol en Liga el pasado sábado en Sevilla, un tanto que supuso la victoria y tuvo el premio del liderato para el equipo de Alberto Monteagudo. “Individualmente estoy muy contento y en lo colectivo también porque vamos fenomenal. Jugando en esta posición suelo tener una o dos ocasiones por partido y si tengo el momento de enchufarlas, los goles vienen. Estoy contento y feliz”, afirma.

Para Rubén Cruz el apoyo de la afición hasta el final va a ser clave para lograr los objetivos que se han marcado. “Ya dije que se tenían que enganchar desde que llegué y lo han hecho. Los que vengan a partir de ahora tienen que sumar. La afición es un punto fuerte para nosotros porque nos trasmite seguridad. Vamos todos a una y desde ya queremos que nos trasmitan energía positiva. Así será más fácil alcanzar el objetivo, que lo tenemos muy cerca”, explica.

El conjunto cartagenero recibe este domingo al Lorca Deportiva a las 18 horas en el Estadio Cartagonova. “Que a nadie le quepa la menor duda de que va a ser un partido durísimo. Tenemos la ventaja de que jugamos en casa, que llevamos una racha positiva y que luchamos por una cosa muy bonita. Tenemos que afrontarlo como lo estamos haciendo y lograr los tres puntos en casa, que para nosotros es vital”, asegura.

El FC Cartagena es actualmente es el líder del Grupo IV con dos puntos de ventaja sobre el Marbella. “Hemos cogido el primer puesto en el mejor momento. Ahora dependemos de nosotros. Estamos con un hambre y unas ganas de locos”, confiesa.

Preguntado sobre un tuit de su compañero Kuki Zalazar que desató ayer algo de polémica entre los seguidores, el delantero andaluz no quiso darle mayor importancia ya que ve a su compañero muy implicado con el equipo. “Es una persona comprometida que se esfuerza día a día y quiere ayudar al equipo. En este caso se equivoca pero enseguida pidió perdón pero estamos muy tranquilos con él. Es un niño noble, sano y muy comprometido, eso es lo que todos percibimos de él”, concluye.

COMPÁRTELO: