El entrenador del FC Cartagena, Gustavo Munúa, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación en la rueda de prensa previa al partido con el Villarrubia que se disputará el próximo domingo a las 17 horas. Los de Munúa recuperan a algunos lesionados como Cordero, Caballero y Forniés para este encuentro. Fucile, que tendrá que cumplir sanción por acumulación de tarjetas, se suma a la lista de bajas para esta jornada. 

El técnico uruguayo espera “un partido al que nos tenemos que adaptar por el césped y por el campo, que es un poco más pequeño. Veo un encuentro en el que el balón va a estar mucho en las áreas, con jugadas puntuales, mucho juego aéreo y con pocas jugadas en el centro del campo”, explica. Sobre el rival, “el Villarrubia es un equipo con gente veloz arriba. Hay que tener cuidado con las transiciones, y también tienen creatividad. Veo un partido en el que pueden haber ocasiones para ambos equipos, por las dimisiones del campo y porque el balón va a estar mucho en las áreas”, insiste.

Preguntado sobre las posibles causas de las últimas lesiones, “hay diferentes tipos de lesiones. Es complicado dar una respuesta porque pueden ser muchos motivos. Somos un equipo nuevo y tuvimos problemas en pretemporada, con jugadores que llegaron muy al final. Nos movemos por muchos campos de entrenamiento. Son todos factores que te hacen planificar de diferentes maneras la semana, siempre pensando en el futbolista. Estamos intentando cuidar al máximo a nuestros jugadores pero algunas lesiones son incontrolables”, dice.

Ante el Talavera el entrenador albinegro tuvo que tirar de jugadores del filial y de algunos con menos minutos. “La plantilla me hace tomar decisiones muy difíciles porque están todos muy parejos. Se decide por detalles. Jugaron futbolistas con menos continuidad y algunos fuera de su posición. No tuvimos esa continuidad que solemos tener en casa por lo general. Yo lo esperaba por momentos. Son muchos cambios y es normal que pueda haber algún desajuste, pero también vi cosas muy positivas. No cristalizamos las ocasiones por falta de ese último pase. El equipo lo intentó y en todo momento buscó reaccionar. Hay veces que no se dan las cosas de cara y es importante la reacción”, concluye. 

COMPÁRTELO: