El jugador del FC Cartagena, Hugo Rodríguez, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación tras la sesión de entrenamiento desarrollada a puerta cerrada en el Estadio Municipal Cartagonova. Lo hizo en una rueda de prensa previa al partido más importante de la temporada, que enfrentará al Majadahonda y al Cartagonova por el ascenso a Segunda División. “Sabíamos que el Rayo Majadahonda es un equipo que no tiene nada que envidiar a Mallorca o Mirandés. Ha sido campeón por méritos propios y si alguien se piensa que va a ser fácil está muy equivocado. Vamos allí con un resultado positivo para soñar”, dice Hugo.

El jugador albinegro espera el domingo “un partido muy difícil, de campeones. Nosotros tenemos muy claro a lo que jugamos y cómo tenemos que salir allí. Este equipo está capacitado para hacer gol en cualquier campo y así lo ha demostrado”, asegura. En una final como la que se juega este fin de semana “da igual quien marque o quien ponga el pase, aquí subimos todos o nos mantenemos todos. Tenemos que salir todos muy concentrados y ser conscientes de que estamos a noventa minutos de hacer historia aquí en Cartagena”, explica.

Sobre la posibilidad de no conseguir el objetivo el domingo, “no contemplo otra cosa que no sea ascender, no por falta de respeto al rival, sino porque me lo tengo que tomar así. Si el domingo tengo noventa minutos y gano estoy se Segunda División. Eso me cambia la película a mi, a todos mis compañeros, al club, al utillero, a la afición, a los periodistas… Yo no contemplo no subir. Si luego no se da, pues ya el lunes o el martes cuando me recupere pensaré que tengo otra oportunidad y seguramente me lavaría la cara y vendría aquí a comerme al que me toque”, confiesa.

Dentro del vestuario, “se respira una ilusión y unas ganas tremendas por ascender. Hay futbolistas como yo que llevamos muchísimos años en Segunda B esperando una oportunidad como ésta. A mi me tienen que matar el domingo para conseguir que yo no suba”, asegura. En esta misma línea, según Rodríguez “son muchos años luchando, en buenos equipos, comiéndote partidos en campos horribles, en equipos que cuesta cobrar… Y verte ahí, a un pasito de saltar a Segunda A, imagínate lo que significa para nosotros. Que me diga alguien que el Rayo Majadahonda tiene más ilusión que yo por subir no tiene sentido. Esto es una oportunidad de cambiar nuestra vida futbolística y así nos lo vamos a tomar”, concluye.

COMPÁRTELO: