El FC Cartagena se ha impuesto esta noche en el primer partido de Liga de la temporada 2017/18 al Recreativo de Huelva por tres goles a dos. El equipo de Alberto Monteagudo se ha mostrado muy superior al conjunto andaluz, especialmente en la primera mitad. Han sido en estos primeros 45 minutos cuando el conjunto cartagenero ha tenido las mejores ocasiones del encuentro.

La primera oportunidad la tuvo Aketxe, pero su disparo se fue demasiado cruzado cuando ya se cantaba el gol en la grada del Cartagonova. Quien sí acertó fue Cristo Martín en el minuto 15 de partido. El canario definió perfecto a la red una asistencia por la banda derecha de Óscar Ramírez, incansable una vez más.

El dos a cero lo puso Aketxe, que se desquitaba así de la ocasión anterior y definía con seguridad una contra espectacular dirigida por Cristo y Álvaro González. El juego del conjunto cartagenero estaba siendo de un nivel altísimo.

Pese a la ventaja en el marcador el conjunto albinegro siguió buscando más goles y acumulando ocasiones. No hubo suerte de cara a gol y el Efesé se marchó al vestuario con una buena ventaja en el marcador pero que parecía demasiado escasa por lo visto sobre el terreno de juego. Al descanso, la grada despidió a su equipo con una gran ovación.

La segunda mitad empezó mal para los intereses cartageneristas. Boris recortó distancias y llevaba la incertidumbre al Cartagonova. Con el tanto del Recreativo el partido se igualó y tuvo bastantes más interrupciones que en la primera parte. El juego de los albinegros era menos fluido, pero seguía llegando con peligro a la portería rival.

Sin embargo, una pérdida de balón en el centro del campo, dejó el balón en los pies de Rafa de Vicente que puso el empate con un lanzamiento muy pegado al palo, ante el que nada pudo hacer Pau Torres. Mazazo para los de Alberto Monteagudo que veían peligrar seriamente los tres puntos, ya que solo quedaban cinco minutos más el descuento.

Pero el Cartagena no se rindió en ningún momento y lejos de bajar los brazos se volcó hacia la portería rival con más decisión. Finalmente se hizo justicia y un gran centro de Cristo Martín lo remató a la red Aketxe con un cabezazo soberbio. El tanto desató la alegría tanto en el césped como en la grada y el Cartagena retuvo así los primeros tres puntos en casa en un partido precioso que tuvo de todo, buen fútbol, emoción y golazos.

COMPÁRTELO: