El portero Jesús Reguillos Moya ‘Limones’ está a punto de cumplir 100 partidos con la albinegra. Todo hace indicar que será en el próximo encuentro contra el Deportivo Linares, que se disputará este domingo 10 de enero de 2016 a las 17 horas, cuando el portero de Daimiel se convierta en ‘centenario’ con el Efesé.

 

Limones se encuentra en su tercera temporada en el FC Cartagena y actualmente es el jugador de la primera plantilla con más partidos disputados, por delante de Juan Carlos Ceballos, Sergio Jiménez y Jorge Luque. ‘Limo’ (así le llaman en el vestuario) llegó a Cartagena en la temporada 2013/14 con Luis Tevenet en el banquillo, y desde ese momento ha sido titular indiscutible para todos los técnicos que han pasado por el conjunto albinegro.

 

Para el guardameta de Daimiel, alcanzar los 100 encuentros con la albinegra “es algo muy especial, ya que en Cartagena me siento como en casa. Desde que llegué siempre me han tratado de manera increíble y nunca pensé que podría jugar tantos partidos con esta camiseta”, comenta Limones para la web oficial del Club.

 

Preguntado sobre su mejor recuerdo en un partido como cartagenerista, Limones asegura que “es difícil quedarme sólo con uno”. El guardameta albinegro cree que uno de sus mejores partidos con el Efesé lo jugó en el Ramón de Carranza contra el Cádiz, en la temporada 2013/14. “Nos quedamos muy pronto con un jugador menos por la expulsión de Mariano Sánchez y recuerdo que desde ese momento el Cádiz apretó mucho y generó bastantes ocasiones de gol. Afortunadamente, estuve acertado ese día y logramos acabar el partido con un empate a cero muy bueno para nosotros”, recuerda Limones.

 

El partido en el Cartagonova de Copa del Rey contra el FC Cartagena y el de Algeciras son otros dos momentos que el guardameta del Efesé recuerda de manera muy especial. “El primero por lo que supuso para nosotros y para la ciudad jugar contra el Barsa; y el segundo, porque sirvió para clasificarnos para los play-off de ascenso con aquel golazo de Menudo de falta en el último minuto”, explica.

 

Su peor momento como albinegro lo tiene muy claro: “El partido contra La Roda en casa de la temporada pasada. Al acabar el encuentro pensaba que estábamos descendidos con el empate y estaba destrozado, luego me enteré que disputaríamos la eliminatoria para evitar el descenso y fue un alivio, aunque yo no podría jugar el primer partido porque me sacaron amarilla”, recuerda.

 

En cuanto al futuro, ¿por qué no alcanzar los 200 partidos como albinegro? “Ojalá (sonríe), a mí me encantaría, pero eso serían tres temporadas más jugando todos los partidos y eso en un equipo como el Cartagena no va a ser nada sencillo”, afirma el portero.

COMPÁRTELO: