Era el primer partido en casa, a una hora poco habitual, contra un rival en buena racha y tras una dura derrota en la primera jornada, muchas cosas que añadían dificultad a este partido mañanero y a todas se ha sobrepuesto el filial del FC Cartagena.

Con toda la plantilla disponible, Juan Lillo puso de entrada a muchos de los chicos que hicieron la pretemporada con el primer equipo y pronto se vio que estaban totalmente acoplados a los que van a ser sus compañeros esta temporada. El tanteo de los primeros minutos se rompió en una gran jugada personal de Kuki a los 15 minutos de juego, fue driblando a cuantos jugadores del CD Algar le salían al paso y definió perfectamente ante el meta visitante. Poco más sucedió en una primera parte disputada y en la que el Cartagena apenas sufrió.

En la segunda parte el filial se adaptó mejor al calor de la mañana, que fue aumentando conforme pasaban los minutos, y Mario demostró que es un delantero que dará muchas alegrías con 2 goles en 12 minutos. El primero de penalti y el segundo de nueve de área. Incluso pudo anotar otro más pero su remate sin portero salió desviado por poco.

El CD Algar intentó apretar en los últimos minutos pero no consiguió rematar ninguno de sus centros laterales, gracias al excelente trabajo defensivo de todo el equipo.

Al finalizar el partido (3-0) nuestro entrenador comentó que estaba muy contento con el resultado pero que hay aún aspectos a corregir. Confía que esta semana, trabajando con toda la plantilla, se van a mejorar cosas que les hagan un equipo más fuerte.

COMPÁRTELO: