Ocho de marzo de 2020, día histórico en nuestra ciudad ya que esta mañana, por primera vez en la vida de nuestro club, el primer equipo femenino disputaba un partido oficial en el Estadio Cartagonova, con motivo del “Día Internacional de la Mujer”. El encuentro correspondiente a la 18ª jornada de la Liga Autonómica Preferente finalizó con victoria del CD Minerva por 0-3, aunque esta mañana el resultado era lo de menos. Se trataba además de un partido con fines benéficos ya que la recaudación se destinará a tres asociaciones cartageneras: AFAL, Maestros Mundi, y SODICAR.

La jornada comenzaba temprano para las albinegras, a las 10:00h estaban citadas en el estadio para tomar un desayuno especialmente preparado por la nutricionista del club Lorena Luján. El recibimiento en el vestuario fue especial, primero porque el cuerpo técnico les había preparado una sorpresa con las fotos de las chicas en las taquillas, y después por los mensajes que habían dejado algunos jugadores de la primera plantilla, dándoles ánimo y deseándoles suerte.

A las 11:00h Juan Sevilla realizaba una emotiva charla al vestuario para darles la alineación, algunas de las chicas rompían a llorar, reflejando lo importante que era para ellas este partido. Tras la conjura saltaron al verde para calentar, observando que poco a poco se iba llenando la tribuna principal.

Eran las 12:00h cuando ambos conjuntos accedían al terreno de juego junto con el trío arbitral, dispuestas a comenzar el partido. Antes del pitido inicial Raquel Cancela, presidenta de IMAS, y Nuria Castillo presidenta de AMEP tomaban la palabra para realizar un breve discurso dedicado a este día de la mujer, y reflejar la importancia de dar visibilidad y normalidad al fútbol femenino.

Con un poco de retraso comenzaba el partido, bajo un sol de justicia, y con la tribuna presentando un gran aspecto con casi 2.000 personas animando a las chicas albinegras desde el principio. La presión, el calor, el césped natural, y el tamaño del campo eran algunas de las dificultades que se encontraron las de Juan Sevilla y que se notaron conforme iban pasando el tiempo. En los primeros 45’ fueron mejores las locales, Vicky demostraba su calidad en cada balón que cogía, Lucía, la más joven, subía la banda con peligro, Ana Bordonado trataba de buscar espacios para anotar, y sobre todo con dos buenas ocasiones en los últimos minutos pudieron poner en ventaja a las albinegras.

En la segunda parte las visitantes impusieron su veteranía y físico, y sobrepasaron a las locales. Primero Mª José Muñiz en el 69’ ponía el 0-1, y después ya en la parte final del encuentro Cristina Vázquez anotaba el 0-2 en el 82’, y finalmente en el descuento Marta Hernández cerraba el marcador con el 0-3 para las de Alumbres. Demasiado castigo para el esfuerzo de nuestras chicas que acabaron con lágrimas en sus ojos tras no poder celebrar con una victoria este importante encuentro para ellas.

Paloma Jáudenes, de Pequeña Moma, bajaba al vestuario al finalizar para tratar de animar a las chicas que lucieron el logo del principal patrocinador en sus camisetas. El objetivo de dar visibilidad al fútbol femenino estaba cumplido, y desde el club agradecemos a todos los asistentes que vinieran a presenciar este emotivo encuentro, y les pedimos que sigan apoyando a nuestras chicas el resto de la temporada en el “López Belmonte”. Hoy ha quedado demostrado, tal y como reflejaba una de las pancartas que hoy trajeron los aficionados, que “Las mujeres también amamos el fútbol”.

COMPÁRTELO: