“Los jugadores se han quitado un peso de encima”, declaró el técnico Gustavo Munúa tras conseguir la primera victoria de la temporada en el Estadio Cartagonova. Los albinegros lo habían merecido antes pero hemos tenido que esperar hasta la jornada 5 para ver el primer triunfo del Cartagena como local, una victoria justa y muy trabajada que se decidió desde el punto de penalti con el tanto de Elady Zorrilla gracias a una gran segunda parte de todo el equipo.

La primera mitad comenzó con dominio visitante. Los de Munúa no lograban hacerse con el dominio del centro del campo y las primeras ocasiones caían del lado del filial amarillo. Javi Navarro, con un gran disparo con la derecha, inquietó la portería de Marc Martínez pero su lanzamiento se marchó cerca del larguero. 

Pasados veinte minutos de partido el conjunto de Munúa comenzó a hacerse con el control del juego y llegaron las ocasiones para los locales. Un buen centro de Forniés desde la izquierda no encontró rematador por muy poco; y luego, fue Rodrigo quien centraba desde la otra banda y el remate lo sacaba el portero visitante bajo los palos. 

Antes del descanso, era otra vez Rodrigo quien sacaba un derechazo desde fuera del área que despejaba a córner Christian. Al final, los locales intentaron irse al descanso con ventaja en el marcador pero éste no se movió y se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos con un empate merecido.

La segunda parte dio un giro radical y los locales se hicieron los dueños del encuentro. Conforme iban pasando los minutos los cartageneros pisaban más el área rival, generando ocasiones claras de gol en la portería del Cádiz B. 

Quim Araujo estuvo a punto de adelantar al Efesé en un mano a mano que despejo el guardameta visitante en una de las ocasiones más claras del partido. Minutos después, era Caballero quien rozaba el tanto y estrellaba un cabezazo en el larguero, tras rematar una asistencia por la banda derecha. Otra vez la suerte estaba dando la espalda al conjunto albinegro que no lograba concretar las ocasiones.

Los últimos minutos fueron un asedio contra la portería de Christian. Fruto del empuje de los jugadores albinegros y de su afición llegaría el tanto de la victoria. Elady transformaba un penalti y daba los tres puntos al Efesé, deseando la locura en la grada. El jugador jienense dedicó el tanto a su ‘pequeño’, que nacía hace escasos días. Por fin, el FC Cartagena lograba regalar una merecida victoria a su afición en el arranque de las Fiestas de Carthagineses y Romanos.

COMPÁRTELO: