Objetivo cumplido. El FC Cartagena se ha impuesto esta noche al CF Talavera en el partido de tercera ronda de Copa del Rey disputado en el Municipal El Prado ante cerca de seis mil espectadores. El conjunto albinegro supo competir y sufrir ante un rival que puso las cosas muy difíciles a los de Alberto Monteagudo.

El partido transcurrió con pocas ocasiones de gol. Los primeros minutos los locales apretaron mucho, forzando córners y colgando centros en jugadas a balón parado. La defensa albinegra se mostró muy segura y despejaba todos los balones que llegaban al área.

Conforme iban pasando los minutos el Cartagena iba ganando confianza y empezaba a pisar más el área rival, pero las ocasiones claras no llegaban. La más clara de la primera mitad la tuvo el Talavera, pero el disparo del atacante local se marchó desviado y con el 0-0 se llegó al descanso.

Ya en la segunda mitad el Efesé salió decidido a por el gol pero faltaba acertar con el último pase que rompiera la última linea del Talavera. Conforme avanzaba el partido el colegiado señalaba más faltas y el encuentro se detenía una y otra vez.
En el tramo final apretó el conjunto local, pero emergió la figura de Marcos, que sería decisivo para conservar el marcador más adelante.

Con el empate se llegó a la prórroga y en el primer minuto se produjo la jugada de la noche. Jesús Álvaro saca un zurdazo desde la banda izquierda que sorprende al guardameta del Talavera y desata la locura entre los jugadores cartageneristas y los más de cien aficionados albinegros que se encontraban en El Prado.

Desde el momento del gol tocó sufrir, pero el equipo supo aguantar el 0-1, muy concentrados y sacando la garra. Los manchegos rozaron el empate en varias ocasiones pero tanto la defensa como el guardameta Marcos estuvieron muy inspirados y la noche acabó con victoria.

Ahora sí, toca esperar el sorteo y soñar con la visita de un grande al Cartagonova.

COMPÁRTELO: