Parece muy repetitivo las últimas semanas, pero de nuevo la diosa Fortuna le dio la espalda al filial albinegro. En una soleada mañana, que comenzó con un bonito homenaje a Sete tras su lesión de la pasada semana (los titulares salieron al campo con camisetas de ánimo al defensa cartagenero), el partido comenzó muy bien para los locales, dominando el juego y encerrando al rival en su área, aunque sin concretar ocasiones.

En el 15’, en la primera y única llegada de La Unión, con un pase interior que no pudo cortar la defensa llegó el primer gol en contra (0-1), que castigaba duramente al Cartagena. Llegaron los nervios y las precipitaciones, y los intentos, sobre todo por bandas fueron infructuosos tratando de encontrar ese ansiado gol.

La segunda mitad volvió a comenzar como la primera, el filial tomó el dominio del centro del campo y movía el balón de lado a lado buscando la ocasión que le llevara al empate, acabando así con la mala racha de 1 gol en los últimos 6 partidos, pero una segunda tarjeta amarilla a Palazón, en el 55’, llevaba a la inferioridad numérica y un nuevo bajón en el frágil ánimo de los locales.

Seis minutos después fue La Unión la que se quedaba con 10 por la expulsión de su defensa Mario. Y con las fuerzas ya igualadas llegaron los cambios y los mejores momentos albinegros. El delantero Mario, que salió en el 63’, pudo empatar en un par de mano a mano contra Savu, pero el imponente guardameta rumano las desbarató todas. Mariano, Kuki, Ismael… Todos tuvieron oportunidades que no pudieron acertar y en el minuto 80’, con el filial volcado llegó una indecisión entre centrales y Moñino (que debutaba hoy) dejando el balón franco a Linares, que a puerta vacía sentenciaba el partido (0-2).

Los últimos 10 minutos apenas se jugó, siguiendo la tónica de pérdidas de tiempo del equipo visitante y las fuerzas comenzaron a faltar para buscar el empate.

El míster, Juan Lillo comentó al finalizar que “hemos intentado jugar al fútbol durante todo el partido y también hemos creado situaciones para mínimo haber conseguido el empate”. Se lamentaba que “desde su primer gol no han tenido ni una sola ocasión ya que el segundo ha llegado con un fallo nuestro y además se les ha permitido demasiado ya que han estado perdiendo tiempo desde el minuto 15”. Para finalizar indicó que “no hemos hecho mal partido, excepto 3 errores el partido ha sido nuestro  y solo nos queda seguir trabajando y confiar en lo que estamos haciendo”.

COMPÁRTELO: