El benjamín B, conjunto que dirige José Castellanos ‘Suco’, consiguió matemáticamente la semana pasada el ascenso a Primera Autonómica en su categoría.

Esta temporada, el equipo albinegro es Campeón de grupo con 51 puntos, a falta de disputarse el último partido correspondiente a la jornada 22 contra otro equipo de la cantera albinegra como es el Benjamín C (Naval). Además, es el conjunto menos goleado con 20 goles en contra y 104 a favor tras 17 victorias y 2 únicas derrotas.

La trayectoria de Suco como entrenador comenzó en las bases de AD San Cristóbal pasando por EF Ciudad Jardín, donde consiguió varios triunfos en las distintas categorías que ejercitó, hasta llegar a la cantera albinegra de la que forma parte actualmente.

  • Después de estos números ¿Imaginaba un año así?

La verdad es que no. Al principio de temporada fue un tanto difícil porque empezamos a jugar contra equipos bastante fuertes de último año y en nuestra pretemporada comenzamos a perder algunos partidos. No hubo más remedio que ponernos el mono de trabajo y empezar a corregir cosas. Los críos estuvieron impresionantes, conforme iban pasando las semanas los chavales dieron un cambio increíble, fuimos afrontando la temporada con ilusión y hemos conseguido el objetivo.

  • ¿Cuál cree que ha sido la mayor virtud del equipo?

Para mí ha sido tener un grupo humano impecable de padres que han apostado por mí al cien por cien cuando hemos tenido cualquier problema. Nunca hemos estado divididos, han sido totalmente humildes y han respetado mi trabajo. Somos un grupo humilde y eso es fundamental. Si los padres transmiten respeto, eso se ve reflejado en los chicos.

  • ¿Qué es lo que más ha costado enseñar a los jugadores?

En estas edades, lo más difícil es que entiendan la filosofía de los entrenamientos y la seriedad. Para ellos todos los entrenamientos y partidos son un juego, y aunque en cierto modo es así, tienen que entender que en los entrenamientos hay momentos de juego, pero que cuando nos ponemos a trabajar hay que hacerlo.

  • ¿Había logrado un ascenso anteriormente?

Hace cuatro años junto a Fernando Parrón estuvimos con el infantil de Segunda y conseguimos ascenderlo a Primera. Ese año me sirvió mucho para aprender de mis compañeros Fernando y José.

  • El mejor momento como entrenador.

Ha habido varios momentos que guardo en mi recuerdo, pero este año ha sido el más importante para mí porque el reto era difícil, ya no solamente por el ascenso de categoría, sino por contar en el equipo con nueve jugadores de primer año. El que los chavales hayan respondido a las exigencias del campeonato, lo he disfrutado como un cosaco. Este equipo, sin menospreciar al resto, ha sido espectacular.

  • ¿Algún momento malo?

Momentos malos como tal, no. Tenemos capacidad selectiva para quedarnos con las cosas buenas y yo las malas las aparto. En los grupos de padres siempre surgen diferencias de opinión que lo que hace es servirnos para crecer y formar mayor unión en el grupo.

  • Una anécdota de vestuario.

Antes de cada partido en el vestuario nos levantamos, nos abrazamos y hablo un minuto con ellos dando una charla motivadora. Alejandro, que jugó con nosotros el año pasado, se involucra tanto en mis palabras que termina llorando. Además me hizo el favor de jugar el primer partido como portero porque ninguno estaba disponible para ese encuentro. Eso dice mucho del grado de implicación de los críos en el grupo y de cómo sienten las palabras de su entrenador.

  • ¿Qué ha aprendido como entrenador?

Empecé con mi hijo el mayor, va a hacer ya once años y en este mundo del entrenador nunca dejas de aprender. Si tienes la humildad suficiente para querer aprender de la persona más inesperada, siempre vas a crecer. Tanto en el mundo del deporte como en la vida siempre estás creciendo si asimilas conceptos.

  • ¿Qué espera la temporada que viene?

A mí me encantaría seguir con el grupo de buenos jugadores de la cantera que hemos conseguido en este tiempo. Me gustaría disputar la máxima categoría y ver lo que son capaces de hacer.

COMPÁRTELO: