Un nuevo gol en propia puerta (0-1) vuelve a castigar al filial ante el Mar Menor

Por lo general no se cree en la suerte, sino en el trabajo, pero a este equipo la verdad es que le ha dado la espalda totalmente. No sólo la serie de lesiones, sino también los goles encajados en los descuentos, los de penalti o los anotados en propia puerta, están castigando a un filial que no merece el puesto que ocupa en Liga.

Hoy se enfrentaban en Ciudad Jardín al Mar Menor FC, un equipo muy experimentado con gente como Juan Carlos Ceballos en su defensa, en la jornada 11 del Grupo XIII de la Tercera División. El resultado final (0-1) no refleja lo visto sobre el césped cartagenero.

La primera parte fue muy igualada, con apenas oportunidades para ninguno de los 2 equipos. Las entradas por banda izquierda de Palazón y Damián era lo más peligroso del equipo local, siempre contrarrestado por una defensa veterana que no dejaba apenas huecos. Fue en los últimos minutos de esa parte cuando empezaron las malas noticias para el filial. Primero caía lesionado Booker en una carrera tratando de montar una contra y 2 minutos después era Tote el que sufría otra lesión muscular. Al descanso ya se habían tenido que hacer dos sustituciones y además el árbitro había mostrado 4 cartulinas amarillas.

En la segunda parte, con Koke y Hamid sobre el césped el equipo albinegro se lanzó a por la victoria, llegando por ambas bandas y circulando muy bien el balón, sin sufrir en defensa. Fruto de este buen juego llegó la jugada polémica del partido, cuando un balón mal atajado por el guardamenta del Mar Menor fue rematado por Mario al fondo de la red. El árbitro vio falta del delantero y anuló el que pudo ser el 1-0. Ya acabando el partido (79’) un centro por banda izquierda fue desviado por Mariano y Sandoval no llegó a atajarlo. Por segunda jornada consecutiva los albinegros anotaban en propia puerta y de ese modo volaban otros 3 puntos.

El FC Cartagena ‘B’ acaba la jornada en 15ª posición y suma ya 5 partidos consecutivos sin conocer la victoria. Este domingo viaja a Cieza a enfrentarse al colista, buscando poner fin a esta mala racha.

Juan Lillo al acabar el partido lamentaba que “hemos sido los que más hemos propuesto, y hemos anulado al Mar Menor que solo tenía balones largos y segundas jugadas”. Además indicó que “nos ha faltado decidir bien al final y hemos tenido la mala suerte de que el árbitro anulara el gol. Después encajamos un gol en un rebote que nos metemos nosotros, repitiendo el error de Churra”. En cuanto a las bajas, “esta temporada volvemos a tener muchos problemas con las lesiones. Seguiremos en la misma línea, proponer fútbol, y tener más suerte frente a la puerta, y que los árbitros se equivoquen menos en contra”. Para finalizar, el técnico albinegro comentaba que “hoy se ha impuesto la experiencia, y la mala suerte ya que el único tiro a puerta de ellos ha sido en propia puerta”.