Quim: “La Liga es muy larga, cuando llega un bache hay que remontar y levantarse”

El jugador del FC Cartagena, Quim Araujo, ha atendido a los medios de comunicación esta mañana tras la sesión de entrenamiento que el primer equipo ha desarrollado en el Campo H de La Manga Club. El conjunto cartagenerista está ultimando una buena semana de entrenamientos y “deseando que llegue el domingo”, tras el último tropiezo (1-1) en casa ante el Don Benito. 

El futbolista catalán reconoce que el pasado domingo “nos fuimos jodidos a casa pero el luto no nos puede durar más de un día. La vuelta al trabajo se ha hecho con muchas ganas, estamos trabajando fuerte y muy bien. Con ganas de darle la vuelta a esto. Por suerte el fútbol te da otra oportunidad. Vamos líderes y aún tenemos un colchoncito”, afirma.

La clasificación se ha ajustado pero no es preocupante a las alturas de competición que estamos. “Es cierto que se nos han juntado algunos equipos pero estoy seguro que hay otros19 que se cambiarían por nosotros. Seguimos dependiendo de nosotros, de nuestro trabajo y no hay nada mejor que eso. Con esa tranquilidad hay que seguir trabajando. Sabemos que la Liga es muy larga y que siempre hay momentos mejores y peores. Lo importante es que cuando lleguen los baches, remontar y levantarse”, destaca.

Preguntado sobre los goles encajados en los últimos instantes de los partidos, “es algo que hemos hablado para intentar cambiarlo. Quizás mentalmente pensamos que puede volver a pasar y sin querer echas un paso atrás. El factor mental es muy importante. Antes nos veíamos más sólidos. Hay que trabajar eso y la falta de concentración en determinados momentos. No hay falta de actitud ni nada de eso”, asegura. 

En cuanto a las rotaciones, “tenemos una plantilla muy completa. Cualquiera que juegue en este equipo va a dar un buen nivel. Juegue quien juegue no hay problema. Cada partido el mister piensa un plan de partido y elige a los mejores jugadores para llevarlo a cabo”, destaca. Precisamente Araujo ha cambiado de demarcación en los últimos encuentros. “Por suerte en mi carrera he jugado en muchas posiciones. Creo que tengo la capacidad para adaptarme a cada posición y a lo que me pide el entrenador. Me siento cómodo. He aprendido a sacrificarme por el equipo y si un partido tengo que no tocar el balón para que el equipo gane, hay que hacerlo. Cada uno tiene su rol y en donde me ponga el mister voy a intentar hacerlo lo mejor posible. Mientras esté en el campo yo estoy cómodo”, explica.

Sobre el mercado de invierno y la posible llegada de refuerzos, “siempre se pueden mejorar cosas pero yo tengo fe ciega en este equipo. Hemos acabado líderes la primera vuelta y tenemos una gran plantilla. Estoy a muerte con los que estamos, creo que tenemos un equipazo. Si viene gente nueva, bienvenida sea y habrá que apretar todos los dientes para conseguir los objetivos”, concluye. 

COMPÁRTELO: