Hoy conocemos al… Infantil B, de la mano de su entrenador Bartolo: “Balón, balón y balón…”

Retomamos esta sección para conocer más profundamente a los miembros del Fútbol Club Cartagena con otro de nuestros entrenadores, concretamente hablamos con Bartolomé Montoro Ayala, (Cartagena, 05-12-86), técnico del Infantil B, que compite en el Grupo Primero de la Primera División Infantil.

Bartolo, como se le conoce coloquialmente, es entrenador Nivel 2. Empezó jugando al fútbol en Ciudad Jardín como Prebenjamín A, pasando por todas las categorías hasta Juvenil, donde acabó jugando en La Alberca en División de Honor. Llegó a jugar en 3ª División en varios equipos como La Unión, Pozo Estrecho o Bala Azul, hasta que tuvo que retirarse por una lesión de rodilla. Empezó a entrenar hace 6 años en La Vaguada y la temporada pasada se incorporó al staff técnico del FC Cartagena como entrenador del Alevín Autonómica.

La temporada con su equipo está siendo excelente. A falta de 7 partidos para finalizar la temporada se encuentran liderando su liga con 56 puntos tras 23 jornadas, cediendo sólo dos empates y tres derrotas. Destacan por su solidez defensiva, con 0,8 goles encajados por partido, y por una gran eficacia ofensiva anotando una media de más de 3 goles por encuentro.

En esta pequeña entrevista queremos conocerle mejor y que nos hable de su metodología de trabajo, y de los jugadores de su equipo.

¿Qué destacarías de tu metodología de trabajo como entrenador de la cantera del FC Cartagena?

¡El balón! Mi metodología se basa en balón, y ejercicios donde los jugadores tienen que desarrollar su toma de decisiones. Ejercicios poco analíticos y muy aplicables al fútbol real. Nuestro trabajo es siempre balón, balón y más balón.

¿Qué crees que te puede distinguir del resto de entrenadores?

No. Creo que todos los entrenadores de la cantera tenemos la misma metodología de trabajo, aunque luego cada uno tenga sus matices, pero el trabajo es parecido.

Viendo los números de tu equipo, y a falta de pocas jornadas para que finalice la liga, ¿cuál es vuestro objetivo?

A principio de temporada nos propusimos formar un equipo competitivo con vistas a la próxima temporada, porque son todos jugadores de primer año y queríamos que fueran aprendiendo a competir. Sin embargo, con el paso de las jornadas, el equipo ha evolucionado muy bien, se ha adaptado perfectamente a la nueva modalidad de fútbol 11, y ahora no vamos a renunciar a nada. Tenemos el hándicap de que nos enfrentamos a chavales mayores que los nuestros, pero vamos a seguir peleando hasta el final.

¿Han notado mucho el cambio de futbol 8 a 11?

Gracias al talento que tienen los chavales y a su implicación, tanto ellos como yo hemos notado poco el cambio.

Hace dos jornadas ibais ganando 0-2 y os remontaron en 9 minutos, llegando la tercera derrota de la temporada. ¿Les afectó mucho a tus chicos? ¿Cómo fue esa semana de trabajo?

El trabajo fue sobre todo psicológico. Si les preguntas te dirán que el partido estaba controlado, pero yo cometí un fallo. Igual que aprenden ellos también aprendemos nosotros. Creí oportuno hacer un cambio y no funcionó, no por el chico que salió o por el que entró, sino que quería lograr una cosa y no se pudo hacer y además se dieron una serie de circunstancias que nos llevaron a la remontada y a perder.

Ganando ese partido dábamos un golpe definitivo para ganar la Liga y al final pues no, y nos sirve para aprender, sobre todo a mí mismo.

¿Qué es lo más satisfactorio de trabajar con chicos/as?

Para mi lo es todo. Muchos creen que es más satisfactorio entrenar a más mayores, pero yo los prefiero así porque la evolución es más grande, son más nobles…

En estas categorías ¿Qué crees que es más importante, ganar o educar?

Educar y tratar de enseñar una disciplina y un modelo de juego. En estas categorías lo importante es el camino. A la meta se llega siguiendo el camino marcado, y que ellos vayan aprendiendo siguiendo ese camino.

¿Cómo se gestiona el tema estudios en tus jugadores?

Es complicado. Son chicos que en el aspecto deportivo han sufrido un cambio importante (fútbol 8 a 11), además les pilla en la peor edad porque pasan a la adolescencia, dejan la pubertad en estos años y eso complica todo. Se intenta hacer un seguimiento, pero al final es simplemente informativo.

¿Cómo es tu relación con los padres de tus jugadores?

Es estupenda. Se puede hablar conmigo de todo, incluyendo temas deportivos, pero el trato con ellos es excelente, y en los dos años que llevo con ellos nunca hemos tenido ningún problema.

¿Qué opinas del proyecto de cantera del FC Cartagena?

El proyecto es espectacular, y la pinta y la evolución que tiene, más todavía. Si se sigue trabajando de esta manera los resultados formativos y deportivos van a ser espectaculares. Ahora mismo, en tan solo 3 años, estamos ya a nivel de la cantera del Real Murcia. Es muy importante que tengamos pronto esa ciudad deportiva porque somos muchos equipos para entrenar y necesitamos mejores instalaciones.