EL FILIAL SENTENCIA EL PARTIDO DE MAZARRÓN EN 45 MINUTOS (0-4)

Una primera parte casi perfecta sirvió para que el filial albinegro sumara su tercera victoria consecutiva, alcanzando así los 44 puntos, y seguir en su lucha por la permanencia en el Grupo XIII de la Tercera División.

El partido comenzaba con un cambio importante ya que Fran, con molestias tras el entrenamiento de ayer, no pudo entrar en la convocatoria, siendo sustituido en la meta por Sandoval, que a la postre realizó un buen partido. La defensa, que comenzó la liga como titular, volvía a jugar junta tras muchas semanas de sanciones y lesiones en esa zona. La consigna en el vestuario fue clara. Nada de repetir una mala salida como contra el CAP, y la arenga funcionó.

A los 8’ minutos de encuentro, Vázquez anotaba el primer gol, tras realizar una buena jugada personal en banda, y una pared con Revi, que con un toque magistral dejaba sólo, ante el guardameta, al media punta de San Javier. (0-1). Poco después llegaba el segundo tras un buen centro de Javi Inglés desde banda derecha que era controlado por Tote y rematado desde casi el punto de penalti con pierna diestra (0-2 Min 13). Otra jugada por banda derecha acababa en falta, al borde del área lateral, y tras un lanzamiento magistral de Vázquez se conseguía el tercer gol (0-3 Min 16). Para finalizar esa salida en tromba de los albinegros Kuki hacía el cuarto en área pequeña, tras una gran jugada colectiva, y la generosidad de Revi que aseguró el gol dejando en sólo al extremo albinegro, de manera magistral, con su segunda asistencia (0-4 Min 25).

Desde ese minuto hasta el final del partido ya poco se jugó al fútbol. En la segunda parte los locales se volcaron buscando dar vida al partido, pero los cartageneros se mantuvieron firmes en defensa y pudieron ampliar la ventaja con dos buenas jugadas. La primera un centro de Platas por banda izquierda que no encontró rematador, y otra ocasión que tuvo Koke, rematando tras una internada desde el centro del campo, que sacó el portero con una buena mano abajo.

El filial sigue dependiendo de sí mismo, y esperamos que la próxima jornada la afición vuelva a responder como lo hicieron ante el CAP, para jugar una nueva final ante un rival directo por la salvación, el Muleño.