El filial quiere romper mañana su racha de empates, en casa ante el Churra

Este viernes se disputa el encuentro correspondiente a la 31ª jornada del Grupo XIII de la 3ª división, se adelanta ya que el próximo martes 19 también hay partido de Liga, y así se dispondrá de un día más de descanso para afrontarlo en mejores condiciones.

El rival es el Churra-Gesa, un equipo que está realizando una gran temporada. Se encuentra situado en segunda posición de la clasificación con 56 puntos. Basan su fortaleza en la cantidad de puntos que sacan en su casa, donde el tipo de césped y tamaño del campo les favorece enormemente. Sólo han perdido dos partidos en Churra mientras que fuera han caído derrotados en seis ocasiones. Su racha es de seis partidos sin perder siendo un equipo que hace muchos goles, pero que también los recibe, cabe destacar que llevan sólo cinco goles en contra menos que el filial albinegro.

El FC Cartagena B no pierde desde hace más de un mes, pero tampoco consigue los tres puntos. Ha mejorado el juego, sobre todo cuando se ha enfrentado a los equipos de arriba, y es hora de romper esa racha de cuatro empates consecutivos, transformando esa mejoría en puntos. Por sanción se perderán el encuentro Koke y David Ardil, mientras que Javi Inglés continúa su proceso de recuperación. Volverán al equipo Mariano y Simpara.

El técnico albinegro, David Bascuñana, destacó al respecto del encuentro que “será un partido complicado, no por donde está situado el rival, sino que es una lucha contra nosotros mismos. Vamos sumando pero tenemos que rehacernos con una victoria que refuerce lo bien que estamos trabajando». Añadió que «los rivales tan duros que hemos tenido no han sido capaces de vencernos, y el Churra juega de manera directa y agresiva. Han conseguido ganarse el respecto en el grupo XIII y hay que darle la enhorabuena a los jugadores y el entrenador porque tienen las ideas muy claras». Al respecto de su equipo comentó que «tenemos tres partidos en diez días y esperamos sacar la mayor cantidad de puntos, para vernos salvados lo antes posible. Estoy convencido que lo vamos a hacer, a pesar de que mucha gente no cree en nosotros».