El filial continúa su pelea por la salvación en Mazarrón

Tras el subidón de la victoria coral de equipo y afición ante el Ciudad de Murcia en Ciudad Jardín el pasado miércoles, el FC Cartagena ‘B’ quiere hacer buena su posición fuera de puestos de descenso a las 11:00h del domingo en el Estadio Municipal de Mazarrón, en partido correspondiente a la 40ª jornada del Grupo XIII.

Los locales llevan varias semanas jugando sin un  objetivo claro, lejos tanto de la zona de playoff como del descenso. Han llegado a los 54 puntos, ocupando la 9ª posición en la tabla. Su racha no es muy buena, en cuanto a resultados, ya que de los últimos once encuentros solo han ganado dos, y uno solo en casa ante el CAP hace un mes. En total suman 8 victorias de 19 partidos en su estadio, con un balance de 45 goles a favor y 45 en contra en total. Llegan a esta jornada tras empatar en Águilas, en la jornada intersemanal.

Por otro lado, los cartageneros suman dos victorias consecutivas, con mucho sufrimiento, que les han sacado de la zona de descenso, y por tanto ahora dependen de ellos mismos para permanecer una temporada más en este grupo de la Tercera División. Tras visitar Mazarrón recibirán en casa al Muleño y jugarán un importantísimo derbi ante el Real Murcia Imperial. El equipo cree y espera poder sacar adelante los tres partidos que restan para finalizar esta larga competición.

El técnico cartagenero Bascuñana comentó que “afrontamos el partido muy ilusionados. Nos quedaban 5 finales, hemos ganado 2, pero somos conscientes que no hemos hecho nada aún. Es momento de bajar los pies a la tierra, que, aunque hayamos superado algo complicado sigue estando difícil. No tenemos que mirar al resto de equipos y afrontarlo como una nueva final”. Sobre su equipo nos aclara que “ha cogido una buena dinámica, que creo que debería haber llegado antes, porque el trabajo semanal no iba acorde con los resultados y el juego”. Sobre el rival destacó que “son un gran rival, que han hecho una gran campaña, tienen un gran entrenador y buenos jugadores. Vamos a tratar de seguir esa ilusión y esa fe en que vamos a salvarnos».