El Cartagena paga muy caro su falta de acierto (0-1) ante un buen Sevilla At.

El FC Cartagena no pudo con el Sevilla Atlético en el partido disputado esta tarde-noche en el Municipal Cartagonova. Los sevillistas se llevaron la victoria (0-1) gracias a su eficacia y su calidad individual ante un Cartagena superior en el juego pero al que le faltó acierto en los metros finales para llevarse el encuentro.

El inicio del encuentro arrancó muy igualado. La primera gran ocasión fue para los de Munúa con un gran disparo con la izquierda de Quim Araujo que se estrelló en el poste. Poco después respondería el Sevilla Atlético con un balón en profundidad que gana Pejiño y, tras salvar a Marc Martínez, dispara demasiado cruzado.

El encuentro transcurría con llegadas por ambas partes pero las defensas se imponían a los ataques. Cuando parecía que se llegaría al descanso con empate en el marcador un centro por la banda izquierda es rematado a la red  por Pepe Mena. Los sevillistas se ponían así por delante en el marcador, aprovechando mejor sus ocasiones. Con la ventaja por la mínima para los visitantes se llegaría al descanso en el Municipal Cartagonova. 

Los de Munúa arrancaron la segunda parte con fuerza y generando llegadas al área contraria. Elady y Quim Araujo probaban suerte con disparos que no encontraban el tanto del empate. Los minutos iban pasando y los cartageneros se mostraban cada vez más ansiosos buscando un gol que no llegaba y que ya se merecían desde hace tiempo. Elady tuvo el empate con un remate de cabeza en boca de gol que se marchó alto. 

El técnico albinegro sacó toda la artillería que tenía en el banquillo con Rodrigo, Jovanovic y Lucas de Vega. Los locales eran los dominadores del balón y solo se jugaba en terreno sevillista, salvo cuando el filial robaba y salía al contragolpe. 

Los cartageneros no bajaban los brazos ni en el campo ni en la grada en busca de un gol que no llegaba y que hubiera sido merecido. Finalmente el marcador no se movió y se escaparon tres puntos del Estadio Cartagonova. Demasiado castigo para un Efesé que luchó hasta el final y al que solo le faltó algo de acierto en los metros finales para llevarse el partido.

 

COMPÁRTELO: